Parafango

El tratamiento parafango consiste en la aplicación de la técnica de termoterapia, con el aumento de la temperatura del cuerpo, mediante una envoltura que permite provocar un efecto sauna; aumentando las propiedades del producto, de manera que se abren los poros de la piel, y se permite una mayor penetración de los activos en el cuerpo.

¿Que es el parafango? Es una combinación de fango marino y parafina:

  • El fango marino está compuesto por poloides que se forma mediante la mescla entre el agua mineral y el fango marino sólido. Tiene las propiedades suficientes para activar la circulación, eliminar las toxinas, tonificar los tejidos y suavizar la piel.
  • La parafina, el otro componente del producto del tratamiento parafango spa, es encargada de la conductividad y la retención del calor, permitiendo la nutrición, protección e hidratación de la piel.

Tratamiento con Parafango

En el tratamiento corporal parafango, la mezcla se calienta en un recipiente específico que posee un termostato que se encarga de mantener la temperatura correcta que se necesita para la aplicación. Ya que ambos componentes de la mezcla son excelentes conductores de calor, la penetración del mismo tiene excelentes ventajas.

La duración de la sesión de parafango es de aproximadamente 20 minutos, en la cual, se produce una exfoliación de todo el cuerpo, con especial atención en zonas específicas como por ejemplo glúteos, muslos y abdomen; con el objetivo de eliminar las células muertas, y así la piel tenga una mayor capacidad receptiva, pudiendo absorber de mejor manera el producto.

Luego de la exfoliación, el cuerpo se envuelve con una capa de parafango que es cubierto con una manta térmica, dejándolo que actúe por entre 15 o 20 minutos. Luego, se quita la manta y se retira el producto como si fuera una segunda piel.

Dentro de los usos del parafango y este tratamiento en específico, se presentan alternativas tanto estéticas como terapéuticas.

Por un lado, es reconocido el uso como anticelulítico, tonificante, reductor y remodelador. Para estos casos, en zonas específicas, se recomiendan realizar al menos 6 sesiones, prestando atención a las zonas específicas que requiere el cliente. Además se vuelve un tratamiento ideal para la hidratación y nutrición de la piel.

Por el otro lado, es un tratamiento que reduce el estrés, aumenta la relajación y tiene grande beneficios para los procesos inflamatorios que son crónicos y/o subagudos, y las afecciones en los huesos y articulaciones. Los efectos parafango antiinflamatorios y analgésicos, lo hacen ideal para tratar los dolores causados por la tendinitis artritis, contracturas, bursitis, artrosis, etc.

Curso recomendado para convertirse en un profesional en la aplicación de tratamientos con parafango: Academia Llongueras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *